12 febrero, 2007

LA CIENCIA DEL SUEÑO

Hacia tiempo que no veía una película así. Con un gran catarro en todo su esplendor que me impedía despegarme de un cargamento de Kleenex arremolinados en el bolso. Cuando todo el mundo reía, yo parecía que lloraba, venga a sonarme y a sorber...en fin, en cualquier caso la película merecía el absurdo y las emociones más variadas combinadas de forma aleatoria, como diría el maravilloso personaje interpretado por Gaël García Bernal. Está que se sale. Para mí es uno de esos personajes arquetípicos, que probablemente pertenezcan a la memoria de todas las historias, es el loco- niño, el enamorado ingenuo y torpe, de alguna manera puro, que persigue el amor por encima de los límites grises de la realidad.

La ciencia del sueño te deja salir del cine con un buen sabor de boca, te sorprende con una propuesta visual del todo fresca y valiente, pero con la gracia y el atrevimiento de una imaginación sin presupuestos desorbitados. El director consigue hacer un malabarismo perfecto entre la exquisita narración de toque francés y el surrealismo más visceral.

La peli, como dice Guiller, tiene la falta de convencionalismos de un corto y la ambición narrativa de los clásicos. Te hace reir, a mí por lo menos, con un humor divertido y tierno, y negro y sucio.

Refleja la vida, la actual, con esos esenciales personajes secundarios de nuestras vidas; en los trabajos, en las escaleras de casa, en las familias desestructuradas y vueltas a estructurar con ese plus de, ahora sí!!, liberada desesperación, que produce las parejas más insólitas, las que están de vuelta, desencantadas y, a la vez, más vivas que nunca.

La actriz Charlotte Gaingsbourg, encaja perfectamente en el papel, muy actual también, de la nueva mujer romántica del Siglo XXI, frágil y emotiva, espontánea, pero libre y alejada de los tópicos del matrimonio y los estereotipos femeninos.

En fín, que me atrevo a recomendaros La ciencia del Sueño, sobre todo si estáis hartos de solemnidades casposas y cuentos chinos...

CiaO,

Patbell.

pD: CCTV 1984.

Una reflexión en imágenes de Adrián Suárez de Lerma

5 comentarios:

Cosmo dijo...

No me creo que "Guiller" dijera la palabra "convencionalismos", muchas letras.

Frank dijo...

No te creas Cosmo, aunque Guiller parece uno de esos chicos que pululan por las ciudades y que llevan reflejado en sus caras su negativa a pronunciar palabras del tipo de "convencionalismo", te sorprendería. Yo, una vez le oí decir "papiroflexia"

Anónimo dijo...

saludos pa guiller. oeeeeeeoeeeeoeee oeeeoeeeoeee oeeeoeeeoeeee ese pibito pairofléxico y de pocos convecionalismos... donde esté una caja para reventar....

Anónimo dijo...

habrá que ir a ver esa peli .... la ciencia de da algo de miedo.... pero el sueño, ese siempre vuelve y se vuelve...

Cosmo dijo...

he oido hablar de esos rituales de destrozo de cajas...¿libera tensión?