16 enero, 2007

ZAPATOBLOG

EN LOS ZAPATOS!!
En los zapatos está toda la v3erdad. Ayer me divertía y conmovía ver a Guiller enfundado en sus zapatos de cordones, de señor, de ejecutivo, marrones, limpios. Apenas hace un par de meses, recién llegado a Madrid, sus pies no querían despegarse de la comodidad de las zapatillas eternas de adolescente eterno.
Ayer fue un gran día, por fín le contrataban, le daban trabajo y sus pies-zapatos ya no le dolían, ya sus zapatos-pies estaban en otro mundo; brillantes, marrones, limpios.

He tenido épocas de tacón y de taconazo, necesitaba oir mis pasos en el asfalto, acompañando sueños que goteaban desde el cielo nublado de Madrid. El tacón está muy bien porque estiliza (o "esteriliza" como me decía una dependienta una vez), y dicen que a los hombres les genera en el subconsciente la idea de fragilidad y eso les pone!, pero a mí, hoy por hoy, me gusta deslizarme en silencio por las calles, como una espía, con la posibilidad de poder saltar los obstáculos que me encu3entro en el camino, 0 incluso de subirme a un árbol para verte llegar desde lejos...

Pero yo quería hablar de las zapatillas, las de andar-estar por casa.
A mí, las que me gustan son las de cuadros de lana, las de abuelo, las de toda la vida. Ayer, alguien, enamorado, herniado! salió sin darse cuenta de casa en zapatillas a la calle. La gente lo miraba escandalizada, los pies, los zapatos, parecen esconder un extraño tabú social, una rígida normativa de poder que nos iguala.
Zapatos discretos y elegantes, ni demasiado modernos ni rancios zapatos de rejilla, zapatos convencionales que nos salven de la locura, DIME COMO TE CALZAS Y TE DIRE QUIEN ERES...!


También recuerdo de pequeña el..."a que me quito la zapatilla y cobráis.!!", de mi madre, y claro que se la quitaba, y que bien sonaban los zapatillazos, esos golpes secos y gomosos en los culos de las tres hermanas en estampida.

Tuve también unas zapatillas de andar por casa tipo "cherokee" fué mi época más hippy. Las que siempre me han llamado la atención son esas tipo peluche gigante que te devoran el pié (y casi diría que la dignidad), deben ser muy calentitas, pero, por favor!, que la intimidad es algo muy serio...

Ahora tengo que cambiar unas zapatillas regalo de mi novio, por un número más, ha dado en el clavo, son las que me gustan, sabe quien soy de puertas adentro.

En verano cambia todo y los pies se liberan y aparecen las "FLIP-FLOP", se llaman así por el ruido que hacen al andar. Son las zapatillas de dedo de siempre, las de goma de colores que se pueden mojar. Entonces por fin se revela el secreto mejor guardado...LOS PIES!! y es que ese es otro mundo por explorar, pero bueno, queridos fetichistas de Metacosmia, ya hablaremos de eso otro día.

CIAO, pATBEL.


6 comentarios:

Mordok dijo...

Pues yo soy Mordok y de un confín a otro de esa tortita de maíz que los humanos llamáis universo, requiso planetas enteros, hago de ellos alfombras escarlata para mis pies cansados de vagar en el viento.

Evelina dijo...

Cuáles son las zapatillas tipo cheeroke?

kuko dijo...

M e llegó por casualidad una poesía de beatriz rivera, poetisa colombiana pero no se cuanto ni cuando escribió he visto alguna más "oliendo" por la red.
http://www.poesia-castellana.com/colombianos/rivera.html#a_link

kuko dijo...

ahh, mis pies son cocmo mis manos de abajo, cuanto más libres más sueñan con que les deje caminar a rienda suelta.

Anónimo dijo...

Kuco ¿te acuerdas de Yogurtus bailando descalzo donde los pozos viejos? Esos si que eran pies libres
Pd: Me alegro que hayas recaído en la poesía.
Un abrazo

Patbel dijo...

Gracias Kuko por tus pies y tus manos libres!! nos alegramos de que hayass recaído en todo!! se feliz y escríbenos de vez en cuando que da gusto. besos Patbell.