22 enero, 2007

PURÉ





Hacía tiempo que no rondábamos la sección gastronómica de METACOSMIA. Gran error!! y, sin embargo, como en la película "Drugstore Cowboy", cuando el gran Matt Dillon tiene esas ensoñanciones lisérgicas en las que ve flotar el mundo a su alrededor, suelo acompañar mis viajes urbanos en autobús con la mirada perdida a través del cristal, mientras veo flotar por la Castellana puerros, pimientos, pollos y lenguados que se combinan entre s-í, para crear nuevas recetas.

Es tiempo de PUré. Hoy no tengo más que algunas sencillas recetas de puré o cremas si lo que queréis es un puré fino. Tengo que confesar que el puré de verduras se me resiste (en general los purés, de apariencia fácil, encierran una extraña alquimia en la proporción de sus ingredientes que los lleva hacia un equilibrio de sabor o a un sabor sin equilibrio), no consigo que me salga dulce, y acaba con un color verdoso bastante sospechoso. PUES SÍ, EL COLOR DEL PURE ES IMPORTANTE. Los ojos comen mucho antes que nosotros, así que es en el color dónde estará la dignidad de ese puré, o se reducirá a caer dentro de los purés enfermizos que traen malos recuerdos.

eL NARANJA de la zanahoria con puntitos verdes del perejil (o del cilantro si lo encontráis), es una mezcla muy interesante. Para obtener este color-sabor, primero hay que rehogar en mantequilla un puerro (o dos)y media cebolla, luego añadís cinco zanahorias trozeadas y dos patatas. Se rehoga todo a fuego medio, y se añade un pelín de salsa de soja, un ajo rallado, perejil seco y una ramita pequeña de apio. A continuación se añade una media pastilla de caldo de pollo (si ya sé que ahora están esos caldos de "la abuela" que vienen en TRETRA BRIK, pero no los cambio por el batiburrillo concentrado de esas pastillas infames, "no hay veneno sino dosis", como en la alquimia algo impuro es necesario...). Finalmente se añade agua que supere en un dedo aproximadamente la mezcla, y se deja cocer unos 25 minutos. Se rectifica de sal, y a la hora de batir se puede añadir un poco de leche.
Las lenguas de diseño hablan de puré de zanahorias con naranja, o de zanahorias con calabaza, esas mezclas deben dar un tono naranja de lo más subido, tendré que probarlo, un naranja casi eléctrico, aunque si se añade una yema de huevo de un naranja siena...uummm, un naranja que cubra de zanahorias la ciudad!! (sobredosis de caroteno).

Bueno queridos COSMOGURMETS, espero vuestra réplica delirante en tonos de neón- melón, alguien sabe una receta de crema de melón??

Ciao, PATBELL.








2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ni es tan sano, ni tiene un especial colorido, pero el otro día en casa de unos amigos me pusieron de aperitivo dátiles rellenos de foie. ¡¡Os los recomiendo!! Y para los que no están muy duchos en cocina... para prepararlos es esencial quitar el hueso del dátil primero, y después poner un poco de foie en su interior. Y se puede servir frío, o caliente, a gusto del consumidor.

Patbell dijo...

PUes tiene una pinta muy buena ese aperitivo, soy una fan de los dátiles y con foie suena un sabor delicioso, que hambre...gracias!!