19 abril, 2007

DIARIO DE BERLÍN I

Primera mañana.

Amanece muy pronto y no hay cortinas. Circunstancias ambas, que en muchas ocasiones pueden pasar inadvertidas salvo en el caso de que lo que quieras sea curiosamente dormir.

No obstante, gracias a esta verdad impuesta a golpe de rayo y destellos de sol en la ventana, he aprendido otra muy valiosa para todo viaje: Quien se ducha primero, se ducha dos veces.

Llegamos ayer en plazo y forma, aunque en realidad aún estamos llegando, pues falta una parte de la expedición -Tomi y Cuco- que en cualquier momento llemarán a la puerta, después de toda una madrugada de desvelo y cartas -al ciento veintiuno creo- en el aeropuerto de Barajas.

En realidad nosotros -Fer, Encina, Pepe y yo- llegamos antes igual que la escolta de los reyes llega antes, para preparar el terreno.

Por sorprendente que pueda parecer ayer nos contuvimos, y regresamos a hora más que casta a casa, para estar hoy en condiciones.

Me encanta Berlín, la penumbra de sus calles, las bicicletas, los castaños tranquilos, el mal empedrado y la gente bebiendo cerveza en el metro, en la calle, en un banco sentado, en cualquier sitio.

Tal vez sigamos con este diario.

¿Quién sabe?

Salud

Oscar M. Prieto

8 comentarios:

paul atreides dijo...

que envidia oscar, con lo que me gusta berlín.....es probablemente la ciudad que mas veces he visitado fuera de españa.....si no la conocias te puedo recomendar ciertos parajes dignos de visitar.....buen viaje!

Oscar dijo...

La primera vez que estuve por aquí fue en el 90, qué viejo me estoy haciendo.
Pero puedes recomendar parajes dignos. Aunque tal vez no seamos dignos de ellos.
Salud
Cuidadme a Pat, que es lo que más quiero.

Frau Patbell dijo...

AAHHHHHGGGG....!!! que envidia!!

una vez llegué a Berlín en tren desde Kassel, me esperaba mi amigo Jose Manuel con un ramo de flores (era gay, sólo un amigo gay te puede esperar en la estación con un ramo de flores!!)el tren me dejó en los tejados de la ciudad, y desde allí pude ver los graffitis en las copas de los árboles...

querido enviado especial en Berlín, quiero que seas mis ojos y mis oídos en esa ciudad silenciosa que sonríe, por la noche quiero que te transformes y sepas navegar.

ICH LIEBE DICH.

Frau Pa... dijo...

POr cierto, Jose Manuel se enamóró más tarde de un editor madurito que le díó muy mala vida, lo último que sé de él es que tenía una escoliosis bastante grave y tenía que llevar unos zapatos especiales.

Jose Manuel era de la Coruña, pero creo que volvió a nacer en Berlín.

paul atreides dijo...

3 cosas me subyugan de Berlín cada vez que voy y no me canso de visitar: el busto de Nefertiti en el museo egipcio, los castillos de Potsdam y la vista desde la cúpula del Bundestag. Hay muchas más, pero creo que esas 3 son espectaculares...

Lila dijo...

Q bueno, todo el mundo esta de viaje, mientras alguien esta a punto de empezar "el viaje" ...aunque solo tenga q dar un vuelta muy poco ancha, aunque a veces solo tenga que cruzar una callecita o llegar hasta una esquina, DENTRO DE UNA NUBE DE HARINA, BAJO LA LLUVIA
Creo q el momento sea propizio.
Igny..busca unos ojos verdes. a una altura de m. 1.66,

ignatius dijo...

hoy hay un 45% de probabilidad de que llueva, mañana 90% y el domingo 65%, segun el Instituto Nacional de Meteorología. El windguru (web de referencia de los winsurfistas) pronostica 100% que lloverá mañana y pasado. Estaré pendiente.

Berlineses, estais muy callados, ¿no hay internet en las comisarías alemanas?

Anónimo dijo...

los berlineses divinos. y recomendabilísimo el museo del cine y el erótico, para no perder la costumbre.
saludos, mrt