27 junio, 2006

PENSAMIENTO DIVERGENTE


Moradores de Metacosmia:
Sir
Ernest Rutherford, presidente de la Sociedad Real Británica y Premio Nóbel de Química en 1908, contaba la siguiente anécdota:

Hace algún tiempo, recibí la llamada de un colega. Estaba a punto de poner un cero a un estudiante por la respuesta que había dado en un problema de física, pese a que éste afirmaba con rotundidad que su respuesta era absolutamente acertada. Profesores y estudiantes acordaron pedir arbitraje de alguien imparcial y fui elegido yo.
Leí la pregunta del examen y decía:
Demuestre como es posible determinar la altura de un edificio con la ayuda de un barómetro.
El estudiante había respondido: "se lleva el barómetro a la azotea del edificio y se le ata una cuerda muy larga. Se descuelga hasta la base del edificio, se marca la cuerda cuando el barómetro llega al piso y se mide. La longitud de la cuerda es igual a la longitud del edificio".
Realmente, el estudiante había planteado un serio problema con la resolución del ejercicio, porque había respondido a la pregunta correcta y completamente. Por otro lado, si se le concedía la máxima puntuación, podría alterar el promedio de su año de estudios: si obtenía una alta nota, esta certificaría su alto nivel en física, pero
la respuesta no confirmaba que el estudiante tuviera ese nivel.
Sugerí que se le diera al alumno
otra oportunidad. Le concedí seis minutos para que me respondiera la misma pregunta pero esta vez con la advertencia de que en la respuesta debía demostrar sus conocimientos de física.
Habían pasado cinco minutos y el estudiante no había escrito nada. Le pregunté si deseaba marcharse, pero me contestó que
tenía muchas respuestas al problema. Su dificultad era elegir la mejor de todas. Me excusé por interrumpirle y le rogué que continuara.
En el minuto que le quedaba escribió la siguiente respuesta:
"Se toma el barómetro y se lo lanza al suelo desde la azotea del edificio, se calcula el tiempo de caída con un cronómetro. Después se aplica la fórmula h=2gt2. Así obtenemos la altura del edificio".
Mi colega le dio la nota más alta.
Tras abandonar el despacho, me reencontré con el estudiante y le pedí que me contara
sus otras respuestas a la pregunta.
-Bueno, respondió, hay muchas maneras, por ejemplo, se toma el barómetro en un día soleado y se mide la altura del barómetro y la longitud de su sombra. Si medimos a continuación la longitud de la sombra del edificio y aplicamos una simple proporción, obtendremos también la alturadel edificio.
-Perfecto, le dije, ¿ y de otra manera ?
-Sí, contestó: este es un procedimiento muy básico para medir la altura de un edificio, pero también sirve. En este método, se toma el barómetro y se sitúa en las escaleras del edificio en la planta baja. Según se va subiendo por las escaleras, se va marcando la altura del barómetro y se cuenta el número de marcas hasta la azotea. Al llegar se multiplica la altura del barómetro por el número de marcas y este resultado es la altura. Este es un método muy directo.
Por supuesto, si lo que quiere es un procedimiento más sofisticado, puede atar el barómetro a una cuerda y moverlo como si fuera un péndulo. Si calculamos que cuando el barómetro esta a la altura de la azotea la gravedad es cero y si tenemos en cuenta la medida de la aceleración de la gravedad al descender el barómetro en trayectoria circular al pasar por la perpendicular del edificio, de la diferencia de estos valores, y aplicando una sencilla fórmula trigonométrica, podríamos calcular, sin duda, la altura del edificio.
En este mismo estilo de sistema, atas el barómetro a una cuerda y lo descuelgas desde la azotea a la calle. Usándolo como un péndulo puedes calcular la altura midiendo su periodo de precesión.
En fin, concluyo, existen otras muchas maneras. Probablemente, la mejor sea tomar el barómetro y golpear con el la puerta de la casa del conserje. Cuando abra, decirle: señor conserje, aquí tengo un bonito barómetro. Si usted me dice la altura de este edificio, se lo regalo.
En este momento de la conversación, le pregunté si no conocía la respuesta convencional al problema (la diferencia de presión marcada por un barómetro en dos lugares diferentes nos proporciona la diferencia de altura entre ambos lugares) evidentemente, dijo que la conocía, pero que durante sus estudios, sus profesores habían intentado enseñarle a pensar.
El estudiante se llamaba Niels Bohr, físico danés, premio Nobel de física en 1922, mas conocido por ser el primero en proponer el modelo de átomo con protones y neutrones y los electrones que lo rodeaban. Fue fundamentalmente un innovador de la teoría cuántica.

20 comentarios:

Pat Bella divergente dijo...

El pensamiento divergente al fin!! es la forma de pensamiento de la creatividad, la de los genios, los locos, algunos niños, algunos científicos, y por supuesto la de los habitantes de metacosmia...gracias.

Guicciardini dijo...

Acabemos con la tiranía de la verdad unificada, con la verdad una, con la verdad ortodoxa, con la verdad de aquí ahora.
Abramos las puertas a todo lo que pueda ser creido, porque todo aquello que puede ser creido es una parte de la verdad.
¡CREEMOS METACOSMIA!

paul atreides dijo...

recuerdo mi época de bachiller calculando orbitales, aprendiendo el teorema de bohr, los eletrones saltando de un orbital a otro para liberar energía, los isótopos... qué tiempos aquellos!!!

Guicciardini dijo...

Qué palabras más sugerentes: orbitales, isótopos, teoremas,...!
Creemos un mundo, Metacosmia, donde solo existan este tipo de palabras, donde no existan lo prosaico ni palabras prosaicas ni cotidianas.

Pat Bella dijo...

¿Es del metacósmico Blake la imagen?

Oscar dijo...

The Ancient of Days, de William Blake, el niño que vio el funeral de un hada y la cabeza de Dios en su ventana.

paul atreides dijo...

querido oscar, el ser humano tiene en su naturaleza una parte necesariamente prosaica. si solo existiera ese mundo nos acabaria resultando demasiado pedante. orbital: región del espacio alrededor del núcleo de un átomo en la que hay una alta probabilidad de encontrar un electrón. aunque tradicionalmente se lo define como el recorrido de un electron alrededor del núcleo (definción errónea pues dada la naturaleza ondulatoria de este recorrido no siempre podemos encontrarnos con un electrón en un orbital).

Guicciardini dijo...

Querido Paul: el pedante no tiene cabida en Metacosmia. Además, por definición, no existirá sólo ese mundo, pues Metacosmia es el espacio entre mundos.

MetaLila dijo...

Y si todo puede ser verdad, verdad relativa,claro, nada es verdad.
Todo es una gran mentira,pero vestida a la ultima (moda).
..y si me ato yo a una cuerda y voy escalando el edificio, pidiendo a todos los inquilinos que me tomen la presion?

Anónimo dijo...

Me han gustado mucho las soluciones alternativas al problema... pienso que estas mismas soluciones sirven para acabar con el problema de la ETA, el de la corrupción en los partidos políticos... por ejemplo Se toma el (etarra/político) y se lo lanza al suelo desde la azotea del edificio, se calcula el tiempo de caída con un cronómetro. Después se aplica la fórmula h=2gt2. Así obtenemos la altura del edificio, y a la vez terminamos con nuestro problema. Otra solución: En este mismo estilo de sistema, atas el barómetro a una cuerda y lo descuelgas desde la azotea a la calle. Usándolo como un péndulo puedes calcular la altura midiendo su periodo de precesión. Y si tardas en hacer los cálculos,terminas también con el problema.En fin, concluyo, existen otras muchas maneras. Probablemente, la mejor sea tomar el etarra/político y golpear con el la puerta de la casa del juez. Cuando abra, decirle: señor juez, aquí tengo un bonito etarra/político. Si usted me dice la altura de este edificio, se lo regalo.

Anónimo dijo...

Lo malo es si el Fiscal General del Estado no pide prisión para ellos.

MetaLila dijo...

Y si me tiro del edificio con el barometro en mano...
"este edificio mide.........AAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHH!!!!
la vida no es bastante larga ni siquiera para medir un edificio.

Meluquina la lombriz asesina... dijo...

...uummhh...y digo yo...¿Cómo será el sexo divergente?

MetaLila dijo...

El "sexo convergente" preconiza que solo existe una solucion "correcta" para....,basandonos en nuestros conocimientos "previos" (carlos,Luis,Emilio, Markus, Simon, Antonio, Fran, David,etc.etc.), ordenamos de manera "logica" la informacion disponible (Vuelve la cuestion de los centimetros!)para llegar a esta solucion "inequivoca".
El maravilloso sexo "divergente", en cambio, contempla varias opciones, posturas, que "desembocan en respuestas (orgasmos) multiples, pudiendose ser, todas ellas, correctas!!!!!!!!
Perdonadme, pero estoy un poco...Neeeeeeeed! enciende la lavadora, programa 12.

Anélido Pérez dijo...

El sexo divergente nada tiene que ver con las posturas ni con los orgasmos tal como los conocemos.
Todavía no estáis preparados para habitar en Metacosmia.

Meta Lila dijo...

Era una evidente metafora linguistica. y evidentemente ironica. sabes que no esta nunca mal llevar algo ironico en la maleta?
ahora espero le explicacion "seria"

Guicciardini dijo...

La ironía suele darse en la misma proporción que el vacio. Cuanto más vacio se siente uno, más irónico es. También yo llevo ironía en la maleta.

Lila dijo...

Gracias Guiccy, la verdad es que, cuando no me siento a la altura del debate, y lo digo sin verguenza, digo algo, algo ironico y vacio, que no comprometa el nivel de la discussion, antes de decir simples tonterias.

Anónimo dijo...

meluquina y anélido, cuantos parientes por este lugar. la caracteristica que mejor define a estos queridos animalitos que tanto nos gustan(tambien a los peces) es la metamería, es decir, la repetición en cada segmento que forma su cuerpo de una serie de estructuras que son el resultado de la rotura de la masa mesodérmica durante el desarrollo embrionario en una serie de bloques o somitas quie se disponen a lo largo del cuerpo.El aparato reproductor excretor y nervioso tambien estan metamerizados.
Que coñazo verdad, como algunos comentarios que he leido por aquí.
Lila, Guicciardini, y mucchos mas,por supuesto, segud opinando.
Vuestros comentarios no estan metamerizados.
merucu anónimo

Lila dijo...

gracias,merucu anonimo.