18 mayo, 2006

CUESTIÓN DE GESTOS


O bien Spielberg había leído a Herodoto y conocía de la vida y hechos de Jerjes, e hizo su película Salvad al soldado Ryan; o no había leído a Herodoto y desconocía la vida y hechos de Jerjes, y pese a ello rodó su fim Salvad al soldado Ryan. Fuere como fuere, estamos en condiciones de afirmar que el argumento de Jerjes, en la medida en que contraprograma, es más fascinante, cruel y, sobre todo, menos ñoño. Nos cuenta Herodoto que habiendo reunido Jerjes el ejército más fabuloso que jamás se viera para atacar a Grecia y todo el Occidente, se le acercó su amigo Pitio y le expuso que tenía cinco hijos y que los cinco le acompañaban en su expedición, que se compadeciera de su avanzada edad y que diese licencia al primogénito para quedar exento de la milicia y poder quedar en casa cuidando de él y de su hacienda. Al oír estas palabras Jerjes dio orden de que fuesen a buscar al punto al hijo primogénito y hallado lo pariesen en dos de un tajo y luego pusiesen una mitad del cuerpo en el camino a mano derecha y la otra a mano izquierda, y que entre ellas pasase el ejército. Sin duda ésto lo había aprendido de Darío quien, según se mire, fue mucho más generoso, pues al padre que le pidió que le dejara un hijo de los tres que tenía y que le acompañaban en su expedición, le dejó los tres. Claro está, muertos. Hoy en día que la política se ha reducido a simples gestos -aunque en realidad Platón al hablar de la democracia, ya dijo de ella que era una teatrocracia- se echan en falta hombres como aquéllos capaces de gestos de verdad, de gestos inolvidables y con un contenido simbólico realmente efectivo. Nos cuenta Herodoto que cuando le comunicaron a Jerjes que una tormenta sobre el Helesponto había destruído los puentes que él había mandado construir para el paso de su ejército, montó en cólera y mandó dar al Helesponto trescientos latigazos y arrojar al fondo de él unos grilletes y que al tiempo de azotarlo le cargasen de oprobios que ningún griego osaría pronunicar.
¡Qué clase!

7 comentarios:

Oscar dijo...

¡BUENOS DÍAS A TODOS!
OS LO DIJE AYER Y HOY OS LO REPITO: ¡NOS VAMOS A AMSTERDAM!
NADIE NOS VA A HACER NINGUNA RECOMENDACIÓN!
VENGA, TENÉIS HASTA LAS DOS DE LA TARDE PARA GUIARNOS.
QUE TENGÁIS UNA FANTÁSTICA MAÑANA DE MAYO!
SALUD.

Anónimo dijo...

Cuidate!!!!!!!!

sindo bobadas dijo...

Que no dejes de echar un porrito, seguro que el enfrentamiento adquiere matices difíciles de descubrir fuera de esos estadios emocionales. ¿ quién sabe lo que puedas descubrir.......?
y sobre todo salud y buen viaje.

Lila dijo...

Concertgebouw, musica clasica.
Melkweg y Paraiso, en Leidseplein, templos de la musica moderna.
Por lo menos, una vez...Ahora no se.

Oscar dijo...

Gracias Lila por la información.

Miguel Serveto dijo...

Las setas. Nunca fallan. El césped es más verde y el cielo más azul.

Miguel Serveto dijo...

Ah! Y Caravaggio...