26 enero, 2009

DOS SOLES



No encontré a nadie en casa cuando me levanté.
Había dos manzanas amarillas como dos soles encima de una mesa. Las cogí. Entendí que las habían dejado para mí.
No son tan usuales en el universo como pueda creerse sistemas de una sola estrella. La mayoría de los conjuntos planetarios cuentan con dos soles y, por esta causa, los planetas describen órbitas que trazan el símbolo del infinito.
Salí de la casa por el postigo de atrás, atravesando el huerto, el que da al lago.

1 comentario:

Lila dijo...

"Ma n'atu sole cchiù bello, oi nè. O Sole mio sta 'nfronte a te!"

Enrico Caruso