11 diciembre, 2008

LA CONSPIRACIÓN V


La nieve no ha servido y ya se ha derretido.
Algunos afirman haberla visto:
.- Era ella, estoy seguro de que era ella, justo antes del amanecer.
.- Sí, yo también la pude presentir, su ánimo cargaba con el peso de una culpa, incapaz de ocultarla su sonrisa.
Pero no hay pruebas sufiecientes que la incriminen, que despejen toda duda razonable.
Uno de los árboles, que ha estado escuchando sin decir nada,propone un nuevo plan, sutil, doble:
.- ¿Y si hablamos con el río? Será fácil atraparla en el reflejo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Porque tiene que ser una "ella"? culpable de que? me parece todo tan estupido. dejadlaa en paz.

Anónimo dijo...

Y eso del pelo rizado?vamos...a quien estamos buscando?!

papá dijo...

¿Anónimo? Anóooonimo. ¿Estás ahí? Anoonimo.
Sal ratita, quiero verte la colita...
Yo no soy ningún tarado, valgo más que vosotros tres juntos. Sé más que vosotros. He leído más que vosotros, pienso más que vosotros, y sé más filosofía que vosotros, y puedo más que vosotros...

Grossvater dijo...

Aún te queda mucho por aprender.

Robertin dijo...

gROSS, ¿Me estás hablando a mí? ¿Me estás hablando a mí? Entonces, ¿a quién demonios le estás hablando? ¿Me estás hablando a mí? Bien, yo soy el único que está aquí ahora mismo ¿A quién coño te piensas que estás hablando?

siritinga dijo...

Las luces de Navidad hacen estragos

Anónimo dijo...

Me confieso fanático de las Historias de Patacosmia, quiero ir y saborear su aire.

Mistagogo dijo...

Querido anónimo, no puedo menos que advertirte de que el aire es apenas respirable, pero, no lo dudes, te recibiremos hasta con banda de música en la estación. ¿A qué hora llega tu tren?