28 mayo, 2007

LA VISITA

POR circunstancias que desconozco, quizás por el ruido de los cazas rompiendo el cielo de León, hoy mismo he ido a visitar el Palacio de Linares de Madrid. Eso sí, a las diez de la mañana.

Siempre he sido una curiosa de los fantasmas, no tanto de los que sobrevuelan las conversaciones snobs o las azañas de salón y vino español, sino más bien de otros como el Fantasma de Canterville, un fantasma patético y trasnochado que no consigue atemorizarse más que a sí mismo, o el fantasma delirante de la Anabel Lee de Poe y amor perdido del gran Santiago Auserón.
Desde luego, puestos a vagar como alma en pena, nada como los salones del Palacio de Linares. Como en la Peste Roja de Poe, los salones se suceden en laberintos de madera y terciopelo rojo, en pasillos de ajedrez que te envuelven en un silencio de sol que agoniza.


El Palacio tiene algo de la consistencia oblicua de las pesadillas, de siniestra casa de muñecas, o de antiguo miedo a habitación cerrada. Pero sin duda, es un buen lugar para sentirse a salvo.


Miro por la ventana y veo los fantasmas del pasado recorriendo las calles de Madrid bajo un frío inesperado. Autobuses espectrales recorren la Castellana recogiendo moribundos, y de pronto... me parece oir algo en la habitación de al lado...sí, estoy acompañada!!, es el fantasma de Luis Escobar en "la Escopeta Nacional" que me invita a tomar un té...me voy antes de que llegue una tal Patbell que viene a visitar el Palacio, CURIOSOS!!

Patbell.


18 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Que sositos estais hoy los comentaristas!
Pat, a mi me gusta mucho el tema de los ectoplasmas, aunque a veces acaben siendo realmente "ectoplastas".
Saludos.

Mister Round dijo...

Fantasmas, lo que se dice fantastmas en mi pueblo no hay. Pero si dieron mucho que hablar los huesos de la Quiqui, sobre todo cuando apareció el ataúd en el vertedero.

Guicciardini dijo...

Qué grandes Luís Escobar y Ciges en "Patrimonio Nacional" de otro Luís, García Berlanga. Tengo la impresión de que está grabada en el Palacio de Linares, aunque no estoy seguro.
Con respecto al tema, me surge la duda del motivo de llamar fantasmas a los otros fantasmas, a los creídos.

Anónimo dijo...

No sé; supongo que será por la imagen ilusoria e irreal que pretenden proyectar... Yo conozco algunos.

Robespierre dijo...

En más de una ocasión he despertado a media noche y me he encontrado sentado y meditabundo el fantasma de Julio Cesar asesinado, como si no acabara de comprener qué les movió al crimen.

Iulius Cayus dijo...

En mi caso, alguna noche al llegar a casa me he encontrado con la cabeza guillotinada del incoruptible Maximiliam Robespierr, tal vez llore por su cuerpo perdido.

ignatius dijo...

hoy va de aparecidos la cosa, dice anónimo que está sosita la pizarra, es que el tema infunde respeto, ya ves, ni siquiera tú firmas, si estás ahí, manifiestáte!!
Cuentan que en el rodaje de la película de berlanga sucedían cosas extrañas, pero Luis Escobar,el marqués de Leguineche en la peli, no notó nada raro, seguro que su colección de bello púbico femenino le servía de amuleto. No os preocupéis, que si va el friker Jimenez de nuevo, encuentra hasta al fantasma de Elvis, ese si que es un ectoplasma de mucho cuidado, todavía me parto cuando me acuerdo del gol que le colaron con el "astronauta fantasma", y Joan Fontcuberta (el astronauta) debe de tener una hernia desde entonces. ainsss, cuanto daño hizo "Ghost".

Acción Directa dijo...

Ignatius, se han vuelto a cruzar nuestros caminos en La Ribera y no nos hemos visto. Una lástima.
Hablando de astronautas y de Elvis, recuerdo un programa de estos de inocente inocente en el que la víctima era Miky el de los Tonis y le convencieron de que Elvis estaba vivo y de que quería grabar un disco con él, de hecho le presentaron a Elvis y casi llora de emoción.

El Fantasma de los ojos morados dijo...

¡MANIFIÉSTATE!
Por cierto, si pudiérais elegir ¿con que fantasma o alma en pena os gustaría encontraros?

ignatius dijo...

A.D. si, es verdad, pero me pasé mas tiempo en T4, estaciones de bus y taxis que en la ribera, pero no me perdí a Genio entrando en el compás y preguntando: ¿Qué, ganemos? el hombre estaba preocupado por si su labor propagandística tendría represalias a la hora de ir a pedir "unos papeles ahí arriba"

A.D. dijo...

Normal que estuviera preocupado y que temiera las represalias.

Patbell dijo...

lo de fantasmas de carne y hueso es por lo siniestro, que hay más siniestro que creerse las propias fantasías!!
alguien dijo que el verdadero terror es lo cotidiano que de repente se vuelve extraño...por eso surge mucho en las casas, lugar de amparo y protección...
aunque creo que también puede surgir de lo desconocido que de repente se vuelve familiar...

Paul Atreides dijo...

Si queréis un comienzo fantasmagórico genial leed esto:

[Atad los perros; haced la señal con las trompas para que se reúnan los cazadores, y demos la vuelta a la ciudad. La noche se acerca, es día de Todos los Santos y estamos en el Monte de las Ánimas.]
"El monte de las ánimas", leyenda de Bécquer.

Cuántos fantasmas terribles y enigmáticos nos ha dado la literatura, pero ninguno tan espeluznante como los de las leyendas de Bécquer.

Me ha encantado la entrada Patri, tan misteriosa, tan fascinante....seguro que el escritor es Oscar? jjajajajajja (es broma Oscar, ya lo sabes...)

Patbell dijo...

Muchas gracias querido Paul!! estoy totalmente de acuerdo en que Becquer es un maestro del miedo, recuerdo "El Miserere" leído por una de esas profesoras con pinta de abuelita con cadaver en el jardín...

ah!! por cierto, yo soy una escritora que pinta y Oscar un pintor que escribe!!!

tú debes ser un músico que hace cine...

paul dijo...

a sonrojar me vas......

kuko dijo...

Yo querría encontrarme con pepito de San Feliz y si no fuese posible con su fantasma.
De acuerdo con todos las alabanzas que se le hagan a Don Gustavo Adolfo y si el monte de las ánimas, el miserere es leído con fervor yo os aseguro que los fantasmas sales de sus escondrijos para rememorar sus andanzas y hazañas.. A mi me ocurrió hace ya muchos años cuando los curas del seminario de Astorga se preocupaban de mi enseñanza, uno de ellos sobresalía de todos los demás en el arte de la lectura. Don Gregorio Rodriguez alias
"Trompeto"

Patbell dijo...

"Trompeto"!!!! jajjaja, que bueno, no sé que pecualiaridad le otorgó semejante mote a Don Gregorio, yo tuve una profesora de física que era "La Pelos", y uno de gimnasia que era "El Sapo"!!
también a los alumnos les caían motes: "el mofeta"..."el chori"...

Anónimo dijo...

Es curioso... en todos los grupos humanos siempre hay algún mofeta y él, o ella, es el único que no se da cuenta.