14 mayo, 2007

DE BOTANICA

Hace poco tuve un par de orquideas a las que bautizé con el nombre de Talitha y Paul Getty. Las cuidé como si fueran mis hijas, pues me habían hablado de la fragilidad de estas flores sofisticadas y silenciosas que convirtieron mi cuchitril en un hall del HOtel Urban.

Sin embargo, irremediablemente, a los pocos-muchos días se me murió Talitha. Supongo que de una sobredosis de agua, como plegándose al destino fatal de su antecesora millonaria. Al poco tiempo murió de pena Paul, desagradecidas...
Tengo también un poto que me acompaña desde hace varias mudanzas. No hay quien acabe con él. Cuanto menos le dóy más me quiere, le dan igual calefacciones o corrientes de viento, sequías o rincones húmedos, creo que en el fondo sabe que no podría vivir sin él, un amor incondicional...
MI vecina tiene unos naranjos enanos que son la envidia del barrio, aunque mis plantas colgantes como lágrimas de ciénaga no se quedan atrás. Sé que las miran con deseo los paseantes, cualquier día me abandonan por otro...
En mi vergel particular tengo cactus que no pinchan y dan flores inesperadas como si fueran un rosal, tengo una planta mutilada que ha resultado la más bonita, alguna maceta vacía de flores que no llegaron a ser, y siempre dispuesta algo de tierra fresca por si se me ocurre plantar un árbol que me deje ver el bosque...a lo lejos.
ciao, Patbell.

4 comentarios:

Guicciardini dijo...

Muera yo antes que no agradecer estas palabras con las que me alegras los días, Patbell.
Siempre tendrás en mí un amor incondicional.

Patbell dijo...

Querido Guicci!! la savia de mis días.

I.R dijo...

Yo heredé del los anteriores inquilinos el mantenimiento y disfrute de unas cuantas plantas. La que me falta para completar la estampa de patio andaluz es un geranio, pero hay helecho, cactus, poto, ficus y alguna más que no se los nombres, creo que son inmigrantes, además de un nido de golondrinas.
Por cierto, parece que las flores de los dos coments anteriores han espantado a los metacosmios, seguro que por envidia. besos floridos.
p.d.que habrá sido de la espera con dos finales en el comercial...Lo bueno(y malo) de las puertas giratorias es que si no sales a tiempo, vuelves al punto de partida)

kuk dijo...

Que onda I.R. y esos inquilinos , seguro que dejaron algo de grana de la hermosa planta cannabis que que ha de darse de maravillas por esas tierras del sur...
saludos isidrinos.