13 diciembre, 2006

HACERSE MAYOR


Supongo que no es lo mismo "hacerse mayor" que "hacerse mayor".
Lo primero es algo inevitable, objetivo, ligado única y exclusivamente al tiempo y que no admite juicios de valor. Es decir, sobre este "hacerse mayor" no se puede predicar que sea bueno o malo. Simplemente sucede, sucede cada instante, cada respiración, me sucede ahora mismo, me está sucediendo mientras escribo, me hago mayor. Y vosotros también, mientras leéis, os estáis haciendo mayores.
El segundo "hacerse mayor", es otra cosa y requiere de distinto paladar y sutil balanza.
Entran en juego aquí, como en una baraja en la que se meten los ochos y los nueves, otro tipo de factores, unidos en lo común por ser subjetivos. Por un lado la propia persona que se hace mayor y por otro, la apreciación que hacen los demás de dicha persona como haciéndose mayor.
Aunque el tiempo juega un papel importante, sin embargo no es principal, ni tampoco continuo ni tasado. Pués un puede hacerse mayor de una semana para otra, de un día para otro y hasta de repente.
Existe además un matíz de verbo para esta realidad. Es el que sustituye el reflexivo "hacerse" por el tajante, preocupado y en ocasiones despectivo "está": "Está mayor".
Me he dado cuenta de que "estoy mayor". Ignoro si se trata de una condición "ya" permanente, o por contra y caridad, "aún" reversible. Me duermo con la radio puesta. Como mi abuelo -que acabó estando muy mayor el hombre-. Avanzando la noche se me acaban mezclando las noticias de la madrugada con los sueños de esas horas y acabo soñando las noticias y en mitad de ellas, como parte de ellas.
Sin ir más lejos, ayer me desperté sudoroso y vociferante en mitad de una manisfestación, entre dos bandos exaltados, en medio de a favor y en contra del dictador muerto y al alcance de todas las piedras.
Por eso esta mañana he venido al trabajo escuchando a Antonio Vega. Y a estas horas no tengo ni idea de lo que ha sucedido en el mundo. Ni si éste, el mundo, está mayor.
Salud
Oscar M. Prieto

3 comentarios:

Patbel dijo...

Pero si estás echo un chaval!!
muchos bebés tienen cara de viejos, son como pequeños abuelitos a lo jíbaro, luego la vida te tensa la cara y el alma, y al final seguramente acabamos pareciendo bebés gigantes con la memoria llena "de caballos galopantes".
besos . Pat.(VIVA ANTOÑITO VEGA)

Marcial dijo...

El colegio de los dominicos de La Virgen del Camino, había una cabeza reducida por los jibaros. Nunca la olidaré, ni el día que nos llevaron de excursión.
Viva San Froilán!

Anónimo dijo...

...."Pero sucedió que el principito, después de haber andado mucho tiempo por la arena, las rocas y la nieve, descubrió por fin un camino.Y todos los caminos llevan hasta los hombres.
Buenos días-dijo.
era un jardín de rosas.
-Buenos días- dijeron las rosas.
El principito las miró.Todas parecían su flor.
-¿Quénes sois?-les preguntó, estupefacto.
-Somos rosas- dijeron las rosas.
-ah!-dijo el principito....
Y se sintió muy desgraciado. Su flor le había contado que era la única de su especie en el universo. y resulta que había otras cinco mil, todas parecidas en un único jardín.
(.....)
Luego siguió diciéndose:
"Me creía rico con una flor única, y sólo poseo una rosa corriente.Esto y mis tres volcanes, que me llegan a la rodilla, uno de los cuales, quizás esté apagado para siempre, realmente no me hacen un gran príncipe..."
Y tendido en la hierba, lloró."......

a mí me parece que estás estupendo!