20 diciembre, 2006

CARIDAD, LIBERTAD, DIVERSIDAD


Qué Holanda es un país especial, y sus ciudadanos no digamos, lo sé desde hace muchos años.
Por aquel entonces, todos los veranos llegaba al Colegio Mayor de al lado (permitidme que cubra su nombre) un grupo de holandesas con el afán de aprender español. Y ya se sabe dónde se aprende mejor una lengua.

Era tal la leyenda sobre esta especie de Plan Marshall, que muchos colegiales, durante el año ojerosos y tristes y a dos velas, preferían quedarse ese mes estival en el Colegio, en lugar de volver con sus familias.
No había lugar para el dilema; era la única oportunidad que tenían para comer acompañados e incluso de hacerlo por primera vez. Más de uno suspendía a propósito para justificar en casa la necesidad de estudio.

Por eso, no me sorprende la creación del N.V.D. partído político holandes que tiene entre sus fines fundacionales hacer oír la voz de los pedófilos: "¡Vamos a sacudir a La Haya hasta que despierte!"
Tal vez otro día os detalle su programa, por hoy, me limitaré a enunciar dos de sus reivindicaciones:

.- Los jóvenes, a partir de los 16 años y en vistas de una plena, completa y satisfactoria educación, deberán participar (ser parte) en películas pornográficas, así como también prostituirse.
.- Se permitirá y se hará ver a la sociedad la naturalidd del sexo con animales. No así el abuso.
Más acá de vidriosos juicios de valor, habremos de reconocer que el nombre elegido para tan sigular partido es muchos sentidos atinado:
CARIDAD, LIBERTAD, DIVERSIDAD


Digo yo que en algo les tendría que afectar a nuestros hermanos holandeses el hecho de vivir por debajo del nivel del mar.
Salud
Oscar M. Prieto

2 comentarios:

Patbel dijo...

Como olvidar a Woody Allen y su oveja!! la verdad es que la oveja era pa comérsela...

Anónimo dijo...

No habrá estado aquí en Holanda nunca si le da por decir estos disparates. Sólo porque en un país de quince millones de habitantes haya un idiota pedófilo o dos quién(es) no entiendan lo insensato que es hacerse el blanco del resto de la sociedad al defender sus tendencias perversas públicamente, Usted juzga al resto del país entero. Tan sólo el pedófilo es es más ignorante que Usted. Venga aquí alguna vez y sabrá cómo somos realmente.
Y yo no aprendí ni una de estas palabras, ni otras, en la cama, ni escribiría tal porquerías de prejuicios de nadie.