27 noviembre, 2006

RIMPOCHET, KIOSKOS Y CINTAS DE VIDEO


BIENVENIDOS A UN LUNES CUALQUIERA DEL SIGLO XXI!!
Me pregunto que fatídica conjunción de planetas hizo que el otro día me robasen la cartera en el hall de un hotel de lujo. Mi horóscopo no decía nada al respecto, más bien me decía que si estaba pensando en pedir un crédito o un préstamo era un buen momento!...ironías del destino...horas después estaba poniendo denuncia en una comisaría lluviosa del centro de Madrid, con el aire abatido de una piscis cualquiera con la luna en SAgita5rio. !DESCUIDEROS!! así los llaman ahora, aprovechan un descuido (que mejor sitio para descuidarse que la barra de un Bar) y te dan el palo, lo mejor es que el maldito hotel tenía un "Gran Hermano" en sus entrañas y todo el festín quedó grabado en una cámara de seguridad. Es extraño ver las imágenes de como te roban, hay algo patético e irreal en verse ajena a la cutre realidad que acecha, mientras te tomas una coca cola y unos cacahuetes. Cintas de video con lo que nadie ve, tiempo robado desde la esquina de un bar, imágenes silenciosas de una mano que se desliza en un bolso, archivos infinitos de la ciudad.
Supongo que mi Karma estaba algo desequilibrado y claro, como dice mi querido Rimpochet, la balanza de lo positivo y lo negativo siempre se nivela sola (algo par3cido le debe pasar al Madrid), en estos casos lo mejor es internarse entre los cachivaches del Kiosko amigo y comenzar una colección absurda de budas en miniatura o comprar un libro de autoayuda y dejarse de victimismos.
Si lo confieso, he leído a Paulo Coelho. Ya dice él que siempre que tenemos un sueño el universo conspira para ayudarnos. A mí eso de que el universo conspira me produce algo de paranoia, pero creo que tiene razón, así que no pienso dejar que mi yang se desequilibre por culpa del ying de cualquiera, y hoy mismo me voy a coger en el video club una peli de Bollywood con un montón de indios cantando y moviendo las caderas como locos.
Ya sabéis queridos cosmonautas no dejéis que vuestros biorritmos decaigan, y como dice alguien
BE WATER MY FRIEND...
besos Patbel

3 comentarios:

Oscar dijo...

A mí me robaron la primera vez que vine solo a Madrid. Había venido a un concierto de Paul McCartney y después nos robaron en la Estación Sur a mí y a otro amigo que me había acompañado hasta allí. Por suerte yo no tenía un duro pero desde entonces no soporto las Estaciones.

Maurilio dijo...

Así lo quiere la voluntad de Dios: cuanto más sabiduría adquieren las palabras, menos son los hombres que las escuchan.

Judía blanca dijo...

NO TE RINDAS MAURILIO!!

INSHALAH!!