17 noviembre, 2008

CONSPIRACIONES I



Suficientes evidencias para un ojo despierto y acostumbrado a rastrear lo anómalo.
Se percibe en el ambiente: sudor helado; silencios repentinos, repentinas urgencias y turgencias, a mitad de una frase, inconclusa, mutilada; olor dulzón inexplicable; espera, intriga, impaciencia y, a la noche, l ruido de puertas que se abren sin encender la luz.
Tengo que seguirles a su próxima reunión y saber qué es lo que traman, los árboles.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Oígo un ruido. Alguien se acerca.

Anónimo dijo...

Que lindo!

Anónimo dijo...

YO SE DONDE SE ESCONDE
P.

Saint Just dijo...

Donde se esconde quién, P.?
Es fiable tu información?
Eres fiable tú?

Anónimo dijo...

saint just de la veg......
soy fiable , no ,o dudes , los veras a la luz.

Saint Just dijo...

No me fio, por menos ya me cortaron una vez la cabeza.
Tendrás que demostrarlo de otra manera.

Anónimo dijo...

enseña la patita por debajo de la puerta...