21 mayo, 2008

VESTIDOS DE SÁBADO EN DOMINGO


Y sin embargo, me apetecía sentarme. Y he encontrado este cajón de arena. Y me entretengo mirando a los que pasan. Con cuidado, sin meter ningún ruido al deslizar mis ojos sobre ellos. Para que no se asusten.
Es domingo, eso creo, aunque la gente va vestida de sábado de noche: negros, tacones, gasas, medias, corbatas, ... y perfumes cargados de almizcle.
Cuando llegué a Patacosmia esta circunstancia -ir vestido de sábado un domingo- me hubiera llamado la atención y hasta quizás me hubiera confundido. Pero ahora ya voy conociendo la dinámica de las imaginaciones de los granjeros felices que aquí somos.
Tiene su lógica, veréis.
Es muy fácil, los domingos, reconocer en un semáforo, en una cafetería, a las parejas que viviendo separadas han pasado una noche juntos: por la ropa que llevan, que siempre es la de ayer, por esos vestidos que se eligieron delante del espejo, encajes que auguraban una espiral, casi rizo, de deseos. Y además, esas sonrisas... y ese no importar el despeinado...

Para evitar la tentación de señalar con el dedo, se aprobó por unanimidad el que las mañanas de domingo, quien bajara a la calle se vistiera como si se tratara de una noche de sábado.
Para de esta manera preservar la intimidad de los amantes.

21 comentarios:

Lila dijo...

Se te acabaron las fotos, ya, Mistagogo? Si hiciera el amor una noche de sabado, me quedaria todo el domingo haciendo lo mismo. eso sí sería un sabado, por un domingo.

Mistagogo dijo...

Pídele más a Rafa, que a ti te hará caso. Pero tengo más, lo que ocurre es que sigo en el cajón de arena.

Anónimo dijo...

Grande Lila! Quiero solo la mitad de tu numero!

Ignatius Reilly dijo...

Tendrás que regar al hombrecillo ese que te ha salido en el bancal, no vaya a ser que te malogre la cosecha.
Y, cómo no,darte las gracias una vez más por seguir aquí con nosotros, tú que podrías estar en la mesa de los ricos y de los poderosos, has elegido el humilde bancal de un pobre viejo para dar ejemplo al mundo, yo no puedo olvidar que en los momentos más difíciles de mi vida, cuando mi hermana se quedó preñada del negro o cuando me caparon el hurón a mala leche, sólo tú prestabas oídos a mis quejas e iluminabas mi camino.

Lila dijo...

Anónimo, yo lo todo a cambio de todo, la mitad no me pertenece. Igny ya me no me hace caso a mi tampoco, desde que perdí el incanto de ser una desconocida...

Anónimo dijo...

... calabaza, yo te llevo en mi corazón.

Ignatius Reilly dijo...

efectivamente, anónimo,si usted lo dice, no voy a ser yo más papista que el papa y enmendarles la plana a los de la capital.
Lila, sigues teniendo el encanto de la desconocida y alguno más. Pide por esa boquita, será por fotos...

Antón Chéjov dijo...

No soportaría una felicidad que continúa de un día a otro, de una mañana a la siguiente.

Julieta dijo...

Es genial!!
Me encanta la idea! ¿¿No se puede traer al mundo que no es Patacosmia???

Ahora va ser inevitable que, cuando vea a una de estas parejitas (o forme yo parte de una de ellas, jeje), me acuerde de Patacosmia.

Lila dijo...

Gracias por el piropo Igny, y...por las fotos que pronto llegaran!
Sei davvero bravo! Un espejo frente al cual la realidad ahora se viste, y ahora se desnuda.

Vania dijo...

Y aquí se acaba el día
"Buenas noches, principes del Maine"

Anónimo dijo...

BUENAS SEAN.

JOSE FROM DELAWARE

DR. Larch dijo...

... Reyes de Nueva Inglaterra.

Vania dijo...

por favor, que alguien me diga algo bonito, cualquier cosa, que me haga sonreir o llorar, por lo menos me libraré. Es un mal día y logro confiar solo en unos desconocidos.

Roy dijo...

Qué te pasa Vania?
Mi amigo Octave siempre dice que habría que corregir el Padrenuestro: ¡Danos hoy nuestros besos de cada día!

ya lo dice Serrat dijo...

Hoy puede ser un gran día.

Plantéatelo así,
aprovecharlo o que pase de largo,
depende en parte de ti.

Dale el día libre a la experiencia
para comenzar,
y recíbelo como si fuera
fiesta de guardar.

No consientas que se esfume,
asómate y consume
la vida a granel.

Saca de paseo a tus instintos
y ventílalos al sol
y no dosifiques los placeres;
si puedes, derróchalos.

Si la rutina te aplasta,
dile que ya basta
de mediocridad.

Pelea por lo que quieres
y no desesperes
si algo no anda bien.

Vania dijo...

Gracias principes del Maine. La tarde ya fue mejor

Vania dijo...

BuenosDías!me pregunto que estaran haciendo vuestras manos...y las tuyas, Roy?

Vania dijo...

Y otro fin de semana se acaba, hic et nunc. he estado acabando muchas cosas este fin de semana..un libro (qué tristeza cuando se acaba un libro), mi corn flakes, mantequilla (y un tango en Paris), palabras inteligentes. Lo peor es que mañana no tendrè nada que contar. LLegarè a mi oficina y todos me miraran para saber si he amado este fin de semana, porque hacer el amor, es amar, siempre, de alguna forma, por lo menos a tu cuerpo.Cuantos papeles me esperan mañana, cuantas sonrisas, y charlas inutiles, gestos de amabilidad, miradas, dudas... qué seré mañana para aguantar todo eso? Mistagogo..Danos nuestro post cotidiano.

R. dijo...

Ya estás mejor, Vania? Qué libro acabaste?

Natalia dijo...

Me encantan los sábados que acaban en domingos trasvestidos de sábados noche...
No hay placer mayor que refugiarse los domingos en sábanas extrañas, ropas que aún huelen a caricias o perfumes de otro cuerpo en el propio...
Las resacas de sexo son las mejores...
El problema que sigo viendo, aunque las normas sean así en Patacosmia, es que aunque las ropas del sábado sean las mismas, es difícil no saber quién la noche anterior ha tenido un fortuíto y afortunado encuentro con otros muslos, porque la cara es el espejo del placer vivido... quizás también el alma se alegre de hacer el amor una noche, aunque sea sólo por unos segundos...