06 mayo, 2008

ME LO PROMETISTE AL OÍDO

Madre e hijo van de la mano. Los dos respiran la felicidad de ciertos atardeceres, cuando el día se ha cumplido, y las truchas se ceban en la corriente lisa.
Hay días que no necesitan de nada distinto de ellos mismos, nada extraordinario, ni siquiera un milagro, para acompasar el pulso de los humanos con el mismo latir del tiempo y de la naturaleza.
Entonces es esa paz, esa serenidad de espíritu, ese ánimo relajado y hasta contento. Es cuando los humanos no tienen miedo al propio devenir de la existencia y sonríen a lo que aún está por venir.

- Mama, el porteador y el enterrador tienen un parecido en la acción: transporte de vestigios terrestres de una morada a otra; sangre fría y habilidad en el manejo del embalaje de madera; utilización de cuerdas como accesorio; física y metafísica al servicio de lo cotidiano.
La madre mira al niño. Confirma sus sospechas: Sigmund no tuvo en cuenta la importancia y el efecto de las lecturas de antes de dormir (en lo que se refiere al condicionamiento y a la interpretación de los sueños).
Con estos pensamientos, han llegado a casa y el niño ya está en pijama y metido en la cama. La habitación es de colores cálidos y tiene un colgador con algunas de las galaxias más reconocidas. La madre le da un beso en la frente, pero el niño la coge de la muñeca:
- Mama, me lo prometiste al oído. Anda, cuéntame un muslo.

38 comentarios:

Lila dijo...

Se que mi madre cada noche entra en mi habitación,y besa lo que mas se parece a mi, una foto, colgada en la pared. Y cuando pienso en esto me siento culpable por haber elegido vivir en una ciudad tan lejana de ella, y le agradezco cada dia aguantar esa lejania, solo para saber que estoy sonriendo, otra vez. Las madres tienen aquel perfume incomparable...incomparable como ellas.

Felipe Camino Galicia dijo...

Por mi parte no quiero que me cuenten más cuentos, ya me los han contado todos. Otra cosa sería sin en lugar de cuentos fueran muslos. Otra cosa muy distinta. Claro.

Quieromojarme dijo...

¿Se durmió el niño antes de que acabara el cuento, o el muslo, o permaneció despierto hasta el final?

Ignatius Reilly dijo...

Las mamas ciempies seguro que dedican la mitad de la noche para contarles muslos a sus hijos.
Hay parejas de ciempies que se pasan meses en su primera "noche" de amor (y no acaban)

Natalia dijo...

Yo también prefiero la sinceridad de un muslo a un cuento... me gusta más palpar la realidad que el hecho de que alguien la invente para mí...
Prefiero que me prometan muslos reales... quizás soy demasiado materialista, pero también me gusta más soñar con determinados muslos feroces que con lobos poco mansos...

Vania dijo...

Para mi...cuentos de palabras, y muslos de carne y huesos, esta noche, gracias.

Aquarius de Naranja dijo...

A mi me encantaba de pequeño el de Muslonieve y los siete muslitos. Y también Caperucita y el Muslo.

vania dijo...

prometer, contar al oído ..es mentir.Buscamos este rincon entre el cuello, el pelo suelto y un trozo de cara, allí donde las miradas ya no se pueden cruzar, para pronunciar mentiras.

Humano dijo...

Valiosa observación Vania. Tendré más cuiadado la próxima vez que me prometan amor al oído.

Anónimo dijo...

Y fueron felices y comieron muslices. Y colorín colorado este muslo se ha acabado.

Lilaysualegrequipodesentidos. dijo...

Humano! tu que lo eres o solo te has vuelto "humano", tendrías que saber que solo la vista pertenece al amor. Lo demas,..tatto, olfatto, gusto, udito, son prerogativas del sexo. Cuando hablas al oido, los cuerpos son demasiado cercanos para que los pensamientos y la voluntad no esten ya contaminados. Demasiado cercano el perfume de la piel, las manos que arrancan piel, el oido para escuchar deseos y la boca que ya los ha convertidos en una verdad distinta, distinta de la que estas buscando.

MeVuelvoLoco dijo...

tengo que conocerte, Lila.

Oscar dijo...

Acabo de hacer un ramo de lilas lilas y dalias rojas y las he puesto en un tarro de cristal que antes tenía espárragos. No hay jarrones más bonitos. Lo aprendí de mi abuelo y de fotografías que vi del estudio de un pintor.
Olor!

Anónimo dijo...

Vania, Natalia, Lila, qué hay de malo en la mentira? Humano, por qué te importa que te mientan otra vez en el amor?

devendra dijo...

Para mentiras las de la realidad
promete todo pero nada te da,
yo nunca de mentí
más que por verte reir.

Novi Sad dijo...

Los cuentos no son mentira, mucho menos los que se cuentan antes de dormir.

Lila o chi per lei dijo...

Yo solo he hablado de mentiras, nunca he dicho que tienen algo malo. Yo vivo de las mentiras,de las que me conto cada dia, de las que me cuentan a mi, al oido, o mirandome a los ojos, porq hay quien lo sabe hacer, y muy bien, de las mentiras que se levantan ligeras y creibles en una noche de "sbornia", de las que envuelven aquellas palabras, en principio inocuas, que los hombres todavia no han aprendido a utilizar con parsimonia, y que por eso se vuelven otra vez creibles y peligrosas,de las mentiras que se refugian entre los muslos, y los hacen mas acogedores y complacentes,de las mentiras de las estaciones, del tiempo, del viento que ahora mismo veo detras de la cortina de mi salon, dibujando una sagoma que parece a punto de entrar, de las mentiras que llegan a la espalda, cuando ni siquieras las ves, pero sabes que estan allí, y ya no importa, así como ya no me importa que me hablen de un amor mentiroso, porque de todas formas, ya no sabria distinguir un amor verdadero. De las mentiras que nos contamos aquí, para ser mas impresionantes, de las mentiras de mi nombre, de lo que soy y de lo que no soy aquí, y que, por supuesto se contar tan bien, porque si hiciera falta,lo sabría actuar magistralmente. y todo eso que acabo de deciros es la pura verdad!!!!!!!!!ops!

Sbornia dijo...

Bravo Lila!
Y si fuera verdad que no exista distinción entre el amor verdadero y el de mentiras, quizás nos quisieramos todos mucho más.

Lila dijo...

Gracias sbornia!

anonima dijo...

"¡Soplaré y soplaré y vuestras casas derribaré!"
¿Cómo se llamaba este cuento, Los tres muslitos?

Vania dijo...

Yo no escondo las mentiras, solo las limpio. Una cara agradable llega mas lejoss.

Natalia dijo...

A veces las mentiras nos hacen felices y qué goce da esa felicidad también, aunque sea de mentira...
No creo que la cercanía de un cuello implique una mentira, no creo que el deseo nos provoque mentir y no le veo nada malo a mentir por un poquito de placer...
¿Acaso alguno no lo hace? Yo miento y me invento muslos e historias para contarlos y recontármelos... y a veces me los creo... porque a veces se hacen realidades a base de mentiras...
Me gusta mirar a los ojos, incluso cuando me dicen mentiras al oído, porque creo descubrir en ellos las pequeñas diferencias entre los muslos y las mentiras...

Natalia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Oscar dijo...

Por mi parte, estoy de acuerdo con Vania. ¡Qué sería del Arte si no fuera así!
Lo que no sé es cómo la confidencia de entre una madre y un hijo nos ha llevado a la mentira.
Fuere como fuere, gracias por estar aquí y hasta mañana.
salud

Vania dijo...

BuenosDias Mistagogo. Veo que anoche me acostè con tu "acuerdo" sobre las caras agradables del arte!
Lila, me encanta la palabra "sbornia", es que los italianos teneis aquel sonido...tan dueño de las palabras y de sus sentidos

Mistagogo dijo...

Buenos días Vania.

Lila dijo...

Yo nunca quise ser dueña de mis palabras.Nada mas bello que dejar que se te escapen pensamientos convertidos en palabras o palabras pensadas! Como en las noches de torbidas visiones, torbidas como el mar gris despues de la lluvia, visiones que se vuelven tan agobiantes e ingombrantes, que tienes que contarlas, antes que ellas cuenten demasiado de ti. Y que maravilla aquella fugaz expresion de reproche que diriges a ti mismo por un momento, en el mismo momento en que intentas apagar movil, ordenador, cualquier medio que te haya ayudado a decir lo que acaba de decir, y que por la rapida entrega de las palabras de la que son capaces esos medios, ya no te permiten volver atras. Pero todo eso pronto deja el paso a una complacente sonrisa que parece decirte "No podia hacer o decir cosa mejor".

MeVuelvoLoco2 dijo...

Lila porfa! italiana, visiones torbidas, palabras que..., y si me acuerdo,porque lo contaste aquí hace mucho tiempo ,rubia y ojos verdes? no puedo, no puedo, y tu no puedes, no puedes! Ya no me importa si eres de verdad así,pero que lo sepas "ser"...

Lila dijo...

Si ya te has vuelto loco...has empezado mal. Que hay de intrigante en el hacer volver loco a alguien que ya esta loco?lo unico que se pueda hacer con un loco es darle siempre la razon.

Anónimo dijo...

EXTRA EXTRA EXTRA.......!!!!!!!!


HA ECLOSIONADO LA MOSCA DE MAYO!!


EXTRA EXTRA....!


PIORNAL

Anónimo dijo...

EXTRA EXTRA EXTRA.......!!!!!!!!


HA ECLOSIONADO LA MOSCA DE MAYO!!


EXTRA EXTRA....!


PIORNAL

Anónimo dijo...

EXTRA EXTRA EXTRA.......!!!!!!!!


HA ECLOSIONADO LA MOSCA DE MAYO!!


EXTRA EXTRA....!


PIORNAL

Anónimo dijo...

Se trata de un pérlido de gran tamaño cuya ninfa, el rancajo gusarapa, tiene su nicho habitual debajo de los cantos rodados de las corrientes.

Cuando alcanza su madurez sale al exterior abandonando su caparazón sobre las piedras semi-sumergidas y convirtiéndose en una mosca que volará hacia las ramas, juncos y hierbas de la orilla del cauce. Allí será fecundada por el macho, mucho más pequeño y sin alas. Una vez fecundada, y con la enorme carga de huevas pegadas al final de su abdomen, volará de nuevo para caer pesadamente sobre la lámina del agua y depositarlos allí. En ocasiones derivará nadando o será arrastrada al lado de las salgueras momento que aprovecharán las grandes truchas para tomar este abundante y sabroso bocado.

vaniademayo dijo...

Enhorabuena!las moscas lo saben todo..., pero no tienen el tiempo para decirlo..

Oscar M. Prieto dijo...

Espero que este año LA MOSCA DE MAYO vea la luz en EFECTO VIOLETA.
Vamos a cruzar los dedos para que nada lo trunque.

Vania dijo...

... Yo cruzo dedos y piernas

Novi Sad dijo...

Vanía, nunca he oído yo que cruzar las piernas traiga buena suerte. Creo que es mucho mejor tenerlas abiertas.

Vania dijo...

es para que no escape el agua bendita, el fluido magico,para dirigirlo todo a los dedos...