03 julio, 2006

TOCATA Y FUGA



vERANOS EN MADRID. Me encanta el verano en Madrid. Echarse a la calle a la caída del sol, con esas noches que empiezan y se prometen inolvidables (!! parezco un anuncio de Larios!!). Para que negarlo la vida es un anuncio de televisión...interminable.
Esas noches sonámbulas y poca-ropa siempre tienen banda sonora. Hace calor, sí!, y el cine es una buena opción, "también por el aire acondicionado", porque hay menos gente, y los que estamos tenemos algo de logia masónica desquiciada, de patético club gourmet, de topos urbanos.
La última vez que saqué la cabeza del ilustre agujero casero, fué el domingo. Cine, Sean Penn, El Asesinato de Richard Nixon. Una película muy dura, extraña, intensa. La crítica al sueño americano una vez más. La violencia tierna de los ojos de Sean. Y la música otra vez, el concierto del "Emperador" de Beethoven. Uno de mis preferidos.

Luego la inevitable comida étnica...esas exquisitas (lo digo en serio) hamburguesas de un conocido restaurante escocés con franquicias en todo el mundo. Tiran la coca cola como en ningún sitio. Y si pedís un vaso, los regalan, pedir el verde, parece de vidrio antiguo, retro, como los vasos de toda la vida.
Pero lo mejor, como siempre, llega cuando menos te lo esperas. A la salida del cine, me encuentro a lo lejos con ella, con la música al aire libre y viciado de Madrid. SORPRESA!! cONCIERTO en la Plaza de España de NACHO MASTRETTA y su orquesta. Que maravilla. La sensación de encontrarse con algo. Sin haberlo planeado. sin esfuerzo, sin espectativa. Y además esos sonidos que me recuerdan a algunos temas de Jambo Caribe, a Dizzy Gillespie, a mezclas de tango, son cubano, jazz, HASTa sonidos balcánicos...además en ese entorno tan bizarro y típico como es la Plaza de España. Si mirabas arriba podías ver algún ático de los rascacielos de los 70, iluminados para alguna fiesta post-mundial.
(El sábado había tocado Malevaje, una pena no haberlo sabido).

fin de fiesta. Todos a casa. aMor. y aún me quedaban algunas patatas para luego.

Nos vemos algún día de estos por las calles y los conciertos de Madrid, en verano...

Pat Bella.



8 comentarios:

Bestia dijo...

Querida Pat:
También yo estuve en el concierto y aunque no entiendo ni la mitad que tú de Jazz, sí puedo decir que me gustó y me gustó porque la música mezclaba muy bien con la noche y con esa Gran Vía que ahora nos quieren dejar sin luminosos.
También vi la violencia en la mirada tierna de Sean Pean y como a ti me parecio inquietante la película. NO la recomiendo para un Domingo.
Sobre "El Emperador" qué podría decir...
En la peli lo interpreta Berstein, yo prefiero la interpretación de de Glenn Gould.
Por cierto, la vida no es un anuncio interminable, la vida, lo que tiene de vida, lo tiene porque se termina.

Pat Bella dijo...

las respiraciones de Glenn Gould en el clave bien tempe...parece como si la vida se le fuese a terminar en cualquier momento, pero, a la vez, como si por un momento, la vida pareciera interminable, eterna.

paul atreides dijo...

qué casualidad patri acabo de comentarle a oscar que ayer estuve exactamente en el mismo sitio que vosotros con una amiga y pensé exactamente lo mismo al ver ña fiesta que tenían montada en el último piso del edificio de telefónica....jajajaj!!!! con lucecitas de colores.....

Pat Bella dijo...

Teníamos que haber subido a la fiesta!!! disfrazados de Nacho Mastretta y sus músicos!(me encantan las lucecitas, lo confieso...)

Lila dijo...

Que gran peli!!! el drama de la vida que no mantiene sus promisas, el drama de poner la otra mejilla,una y otra vez, el drama de una interminable espera. lo que todos vivimos cada dia, de forma tan vaga, que casi no te enteras. Pero que bella la vida cuando pega tan fuerte y te acuerda que aun estas vivo!
"La vita è bella", "La vita è un miracolo".

Anónimo dijo...

eso es de las pocas cosas que echaré de menos de madrid, sus noches de verano.malevaje incluido(el término porteño y el bartrina cañí, los dos)Pat,Oscar, tomaos una cervecita por mi, haré lo mismo desde Tarifa.
Rafa

Oscar dijo...

Qué alegría tenerte por aquí!
Qué tal va el cambio? Cómo va ese hotel?
Ya sabes que tienes que tener cuidado con el viento, que según cuenta pone a uno la cabeza boba.
Tomaremos la cerveza por ti: un par de ellas aquí, en Madrid, nuestra ciudad de acogida, generosa y otro par de ellas este fin de semana en nuestro pueblo natal, querido.
Es posible que hasta nos vayamos a cangrejos.
en fin, amigo, cuídate mucho y disfruta de la vida.
Un abrazo.

Pat Bella dijo...

Rafa al fin!! una vez emprendida esa ruta de la plata que te ha llevado de aquí, decirte que gracias!! tus especias y recetas del mundo van a llenar mi tiempo, y los estómagos de mi gente querida (ahora parezco porteña yo!), hoy toca "Juan Perro", y no olvides que "también somos lo que hemos perdido", Madrid, Oscar y yo te echaremos de menos...