09 marzo, 2011

DARSE LA VUELTA


No sabía si subir o entrar.
Así que me di la vuelta.
Volví al mar.

Unos días después:
¿Por qué no llamaste? Estaba en casa.
Ese mismo día, pero por la tarde:
¿Por que no subiste? Estaba en el tejado.

Cuántas veces uno no sabe qué hacer y sólo se le ocurre darse la vuelta.
Regresar al mar.

11 comentarios:

Tobias dijo...

Qué fotografía tan enigmática y serena a la vez. Casi como una persona.

Anónimo dijo...

Qué hacía en el tejado?

Irma dijo...

Y la duda, dónde está?

E. dijo...

Menos mal que hay un mar al que regresar...

lor dijo...

Del mar venimos ya al mar volveremos. Solos.

Wood dijo...

Yo hubiera subida al tejado, seguro que hay muy buenas vistas, al atardecer, ..., bebiendo una lata de cerveza y fumando un cigarro....

Holly dijo...

Seguro, wood, si no para qué iba a estar ahí la escalera.....?

Juan Jo dijo...

NO HAY VUELTA ATRÁS

La vida es decisión,
la vida es aventura,
sin determinación
todo es abreviatura.

No regreses al mar,
entra, sal, sube, baja,
haz camino al andar,
y verás la ventaja.

Oscar dijo...

Bravo!
Qué lujo contar con patacósmicos como Juan Jo por aquí!
gracias.
Salud

Anónimo dijo...

Oscar, dónde las dan las toman...

ahora lo estoy pagando yo, lo acepto.
cuando consideres que ya he pagado suficiente, te espero. no tardes

V. Corleone dijo...

...Y ahora...cómo vienes a pedirme que te perdone...algún día yo también te pediré algo...