27 marzo, 2008

PROBLEMAS DE INESTABILIDAD


Patacosmia, tiene el mismo status que esas islas en las que nunca ha nacido nadie y en las que nadie morirá.
Es un universo al que se llega y del que se va. En esencia, es movimiento. No obstante, debemos evitar que esta apreciación nos coduzca al equívoco de creer que se trata de un
universo de paso. Al contrario.
Durante un tiempo existieron ciertos problemas de intestabilidad. Si es que realmente pueden llamarse "problemas", e incluso "inestabilidad".
La solución que se halló, sin embargo, no carece de sentido y los resultados son inmejorables: al llegar, cada uno recibe un recipiente de papel marrón del que asoman los primeros conatos de cuatro o cinco árboles, según el caso y las circunstancias. De esta manera se cultiva la sensación de echar raíces.
A mí me han tocado: un avellano, un tilo, un abedul, un arce y una variedad de roble.

9 comentarios:

Jacaranda dijo...

No oigo nada! Tengo las orejas llenas de viento!

anónima dijo...

Iría a Patacosmia si me dieran una sabina.
Cómo lo ves?

Latsi dijo...

En Subotica (Servia), de donde vengo, Naranja es un nombre de vaca.

Silvia dijo...

Yo quiero un cinamomo.

ignatius dijo...

Yo un baobab, no hace falta que traiga principito.

Humano dijo...

Tengo una duda: podría llevarme el olivo con pájaros y brisas?

Diego Marro Ramón dijo...

Tengo ya apalabrados unos esquejes de encina milenaria. Como son un poco patacósmicos no necesitan raices para nada y germinan en cualquier suelo, ya sea ácido o alcalino.

Un cerdo común dijo...

Ah, las encinas! No imagino un placer mayor que el de las bellotas. Sólo con imaginarlo ya salivo.

Anónimo Pequeño dijo...

Pues yo prefiero arbustos. Mucho más cómodo. Dónde va a parar.