30 noviembre, 2007

NUEVE





(El cosmonauta, dentro de la esfericidad de su escafandra, recuerda algo que leyó y que ahora recupera gracias a la circularidad de una memoria no motivada, que da vueltas y vueltas porque los tecnólogos olvidaron introducir en la computadora las coordenadas de un destino posible:
"Los zahoríes, curvados por la ráfaga de viento y de fuego, recorren el mundo llenándolo de gritos desesperados porque el avellano ya no se pliega a la voz del agua. Por otra parte, hombres, ya no queda agua para vuestra sed"
¡Cómo podía imaginar que llegaría un día en el que los números - a los que nunca había prestado demasiada atención- ) fueran los únicos en los que podría confiar!)

5 comentarios:

ignatius dijo...

Mira por donde... meses sin entrar por aquí, pero un rumor reciente decía que metacosmia a lo mejor salía del "silencio". 10, 9, evidentemente esto parece una cuenta atras, aliñada con la suerte de la lotería.
Este maniatico de los números(yo) te dará la bienvenida cuando llegues al 1. un abrazo

Oscar dijo...

Ignatius, qué alegría saber que no pereciste bajo las murallas, que escapaste del fuego, de la envidia, de la patía, de la seguridad de un mundo ya creado... y estás dispuesto. Qué alegría, Ignatius, saberte aquí. Pasa, pasa, toma asiento y toma la sal conmigo, bebe de este trago, fuma de esta pipa, y compartamos al son de los tambores la corriente de los ríos, las ciudades, el pasar y los pasos, las palabras, los dioses, los cuentos, las leyendas, aquellos ojos, y hasta el trozo de papel olvidado en el fondo de nuestra mochila, en el que escribimos un número y un nombre, una esperanza y una promesa.
Bienvenido. Pasa. Siéntate. Toma la sal.

Fibonacci dijo...

¿¿Es un nueve o un seis dado la vuelta?? nisiquiera los números son lo que parecen...
Me alegra mucho que Metacosmia vuelva a despegar!!

Anónimo dijo...

Me encantan las fotos.

primitivo dijo...

A Mena seguro que tambien le gustan las fotos